Opinión


Pablo Escobar

El Principito en la era digital

Pablo Escobar

21 Octubre, 2016

Lo singular de la educación especial es que permite conseguir los fines de la educación regular a través de otros medios, por lo general, en contextos de educación en los que la comunicación es más difícil porque no se comparten los mismo códigos. Por eso los mediadores en educación especial juegan un papel tan importante; sin ellos no sería posible cumplir con las metas de aprendizaje.

En este orden de cosas, la tecnología cada vez se está convirtiendo en una alternativa más fuerte a través de la que mediar el proceso de educación, especialmente en al ámbito de la educación diferencial. Fundamentalmente porque permite acceder a formas y soportes distintos a la hora de presentar los objetos de conocimiento. Así, por ejemplo, la tecnología permite presentar el conocimiento a través de distintas vías sensoriales y medios, y por lo tanto posee la plasticidad que otros medios analógicos no tienen, lo que la convierte en una excelente alternativa para la mediación de aprendizajes.

Uno de los aprendizajes en los que cada vez está teniendo más relevancia es el de la lectura. Aprender a leer es la primera parte del proceso educativo para que después podamos leer para aprender. Sin embargo, este aprendizaje es un reto para muchas personas, especialmente para aquellas a las que las formas tradicionales no les son de utilidad, por tener ellos unas necesidades educativas especiales que requieren de una intervención diferente. Por ejemplo ocurre con las personas sordas.

Para un sordo aprender a leer es complejo. A diferencia de lo que ocurre con las personas oyentes, para un sordo, aprender a leer significa acceder y manejarse con un código distinto a su lengua primaria, la lengua de señas. Esto en parte explica las dificultades que tienen en la lectura y llama a desarrollar estrategias que faciliten este aprendizaje.

En este sentido, en CEDETi hace tiempo que venimos impulsando una línea de mediadores tecnológicos que contribuyan y faciliten el aprendizaje de la lectura en niños sordos. Desarrollos como Dicciseñas, Sueñaletras (en sus distintas versiones) o las versiones inclusivas de los textos Papelucho y Los Tres Chanchitos son ejemplos claros de esta labor. Ahora tenemos el agrado de compartir con ustedes un nuevo lanzamiento: la versión inclusiva y digital del clásico de Antoine de Saint-Exupéry ,“El Principito”.

Se trata de una versión adaptada en su estructura que podrá utilizarse como herramienta mediadora para el aprendizaje de la lectura. Esta nueva experiencia ha sido gratificante porque se ha creado de manera conjunta desde y junto a la comunidad sorda, y sus experiencias y experticias han sido las claves que han determinado su desarrollo.

Por todo esto los invitamos a su lanzamiento formal este próximo jueves 27 de octubre, en el contexto de la Feria Internacional del Libro de Santiago (FILSA 2016), a las 12:30 horas en el Centro Cultural Estación Mapocho. Queremos que conozcan todo el proceso de creación, las soluciones de accesibilidad que planteamos y, especialmente, integrar sus comentarios. Si desean participar, sólo tienen que enviar un correo a la dirección educacion.continua@cedeti.cl, y estaremos encantados de invitarle. Los esperamos.

Sobre el autor

Mexicano, psicólogo y observador social. Venido de Cuernavaca, es Doctor en Psicología por la Universidad Católica de Chile.

Aunque la "h" es muda no es transparente