“Toda mente tiene su tiempo” por Roberto Polanco


Foto de la Jornada de Neuropsicología Clínica: Funciones Ejecutivas

"En este momento usted es consciente que está leyendo estas líneas, puede sentir la página entre sus dedos o la lisa textura de la pantalla, es más, puede darse cuenta del tiempo que transcurre mientras sigue estas palabras. Incluso puede tomar consciencia de su estado corporal, ¿dónde está sentado? ¿hay más personas cerca? Ahora bien, todo esto que usted está percibiendo ¿sucede aquí y ahora?", indica Roberto Polanco

Diciembre 19, 2017

 

En este momento usted es consciente que está leyendo estas líneas, puede sentir la página entre sus dedos o la lisa textura de la pantalla, es más, puede darse cuenta del tiempo que transcurre mientras sigue estas palabras. Incluso puede tomar consciencia de su estado corporal, ¿dónde está sentado? ¿hay más personas cerca? Ahora bien, todo esto que usted está percibiendo ¿sucede aquí y ahora? Los estudios basados en registros de potenciales evocados han podido concluir que lo percibido como presente, siempre es pasado, un pasado muy breve pero definitivamente pasado y no presente. Nuestro cerebro se toma su momento (medido en milisegundos) antes de mostrarnos conscientemente el mundo que nos rodea. Pero, si esto es cierto, entonces ¿qué sucede en esa tardanza? Sabemos que en ese tiempo se sincroniza la información recibida por nuestros sentidos, se integra, edita y presenta de forma coherente para darle continuidad a nuestra experiencia cotidiana. Es extraño darse cuenta y entender, así como vemos las estrellas, que solo nos está permitido ver lo que ya pasó, nunca lo que está pasando.

No existe una tardanza temporal únicamente en la manera de percibir el mundo, también se puede registrar esta demora sobre las conductas que emitimos. Ya son clásicos los estudios de Benjamín Libet quien aportó un punto de partida diferente para acercarse a los procesos mentales, constatando que el tiempo desempeña un papel fundamental en la formación de la consciencia, lo cual despierta interrogantes sobre lo que entendemos por consciencia del tiempo, memoria y sobretodo “pasado”, noción muy utilizada como sustrato para muchas de las reformulaciones en psicoterapia.

Hablando del pasado y la memoria, junto con las discrepancias sobre la implantación de falsas memorias, llegan los estudios de cómo borrar químicamente los recuerdos. Investigaciones que ya son conocidas desde 2008, si bien son datos preliminares resultado de trabajo con ratones y con recuerdos simples del aprendizaje de laberinto, son el primer paso para un camino lleno de controversias necesarias de discutir multidisciplinarmente, por ejemplo: ¿Cuál sería el mejor abordaje terapéutico frente a un evento traumático? ¿Será la solución química, que se traduce en un medicamento que borre de forma selectiva lo que pasó en esas horas, el camino más “fácil” o recomendado versus una psicoterapia convencional? ¿Borramos el evento o trabajamos sobre él para darle un sentido que le permita a la víctima seguir con su vida?

Nuestra certeza de una mente tomando decisiones, y por tanto, libre de decidir o susceptible a ser modificada por la sociedad o en un proceso psicoterapéutico, se ve cada vez más diluida ante nuevos estudios que plantean que las decisiones son tomadas en milésimas o incluso varios segundos antes que uno tome consciencia de que las tomará, dejando la “toma de decisión” simplemente en una “justificación” a posteriori a la activación cerebral. Estas investigaciones, asociadas a la cada vez más fina resolución temporal que ofrecen los estudios electrofisiológicos, se suman a los actuales estudios en Neurociencia Social que, utilizando por ejemplo el registro de los potenciales evocados, insinúan más de una sorpresa sobre el origen de nuestras elecciones. ¿Llegaremos algún día a poder decir que algún tipo de prejuicio un tema ya determinado a nivel cerebral? ¿Será culpable alguien de cometer un delito, si en el fondo quizá su cerebro tomó esa decisión mucho antes de que ésta llegase a ser siquiera consciente? Algunos resultados preliminares en estos temas nos obligan, como mínimo, a considerar estos temas y abordarlos junto a sus implicancias sociales y culturales de estas evidencias desde la psicología jurídica, social, comunitaria y obviamente, clínica.

Javier Tirapu Ustárroz, Psicólogo Clínico y Director Técnico y Científico del Área de Neuropsicología de la Fundación Argibide en España nos visitó el mes pasado como el expositor internacional de la cuarta Jornada Interdisciplinaria en Neuropsicología Clínica organizada por el Servicio de Evaluación Neuropsicológica de CEDETI UC. En un auditorio lleno, este neuropsicólogo español, que se ha dedicado a la atención de pacientes los últimos 20 años, compartió con los asistentes su interés por comprender y explicar el cerebro, desde los procesos de memoria, aprendizaje, las emociones y, sobre todo, en lo que respecta a la rehabilitación en el daño cerebral, en la manera abierta y siempre curiosa que se debe tener para enfrentar al paciente y su familia.

Dentro de su exposición puso especial énfasis en lo importante de conocer a nivel cerebral todos aquellos procesos que nos hacen más humanos, es decir, la capacidad para resolver situaciones nuevas, la capacidad de imaginar el futuro, de sentir emociones, de razonar, y sobre todo, esa maravillosa capacidad de ponerse en el lugar del otro. Termina concluyendo que, si bien el cerebro es un sistema de alta complejidad, preparado para el desarrollo de conductas cambiantes siempre orientadas a mantenernos vivos, es un modelo que ya tiene algunos miles de años por lo que es extraño que cada vez presente más y diversas alteraciones. Por otro lado, es importante hacer énfasis en que cada cerebro es una identidad particular por lo que su abordaje clínico debe ser siempre desde esa premisa no olvidando que siempre nuestra biografía puede escribir nuestra biología.

Lecturas Recomendadas

Libet, Benjamin. (1983). “Time of Conscious intention to act in relation to onset of cerebral activity (readiness-potential)”; the unconscious initiation of a freely voluntary act; Brain, Vol. 106, No. 3, 623-642

Tirapu Ustárroz J (2011) Neuropsicología – Neurociencia Y Las Ciencias “Psi” [editorial] Cuadernos de Neuropsicología – Panamerican Journal of Neuropsychology Vol. 5, No. 1.

Tirapu Ustárroz J., Grandi F. (2016) Sobre la memoria de trabajo y la memoria declarativa: propuesta de una clarificación conceptual Cuadernos de Neuropsicología – Panamerican Journal of Neuropsychology Vol. 10, No. 3.

 

Foto Roberto Polanco

Autor: Roberto Polanco-Carrasco
Editor científico  – Cuadernos de Neuropsicología. Panamerican Journal of Neuropsychology.
www.neuropsicologia.cl

 

    Déjanos un comentario

←Volver