Gabriela Díaz Véliz: “El cerebro aprende mejor cuando tiene la oportunidad de hacer”


Foto de Gabriela Díaz Véliz durante la 3º Jornada de Neuropsicología Clínica

Gabriela Díaz Véliz, tecnólogo médico de la Universidad de Chile, presentó en la 3º Jornada Interdisciplinaria de Neuropsicología Clínica: Aprendizaje activo: Una mirada desde las neurociencias y abordó la relación entre las neurociencias y la educación.

Octubre 10, 2019

Gabriela Díaz Véliz, tecnólogo médico de la Universidad de Chile, presentó en la 3º Jornada Interdisciplinaria de Neuropsicología Clínica: Aprendizaje activo: Una mirada desde las neurociencias y abordó la relación entre las neurociencias y la educación.

“Faltan vasos comunicantes entre las neurociencias y la educación”, señaló Díaz Véliz para comenzar su presentación. Sin embargo, destacó la importancia de esta comunicación entre ambas disciplinas y explicó que “lo único, que no es poco, que apoya las neurociencias a la educación es saber cómo se desarrolla y cómo aprende el cerebro (…) Una aplicación de las neurociencias a la educación es intentar construir estrategias educativas que permitan hacer más efectivo y eficiente el aprendizaje de todas las personas”.

En este sentido, aclaró que las neurociencias “son un grupo de disciplinas que investigan acerca del funcionamiento del sistema nervioso, desde la conducta y las estructuras cerebrales, hasta los niveles moleculares y celulares”.

Díaz Véliz explicó que “el órgano del aprendizaje es el cerebro. ¿Pero qué es el cerebro? Es un órgano plástico, complejo, altamente evolucionado, que crece y madura con la experiencia y el aprendizaje, y que funciona en paralelo con alta conectividad y redundancia. Es un ecosistema que se reorganiza a sí mismo. Está cambiando continuamente, con el día a día”.

Para saber cómo aprende el cerebro, hay que saber qué se entiende por aprendizaje: “Hay múltiples definiciones y yo elegí: el aprendizaje es un cambio más o menos permanente de la conducta que se produce como resultado de la práctica y responde a cambios estructurales y funcionales del cerebro. Se aprende estableciendo conexiones neuronales”, agregó.

En esta línea, indico que “la condición necesaria para el aprendizaje es la neuroplasticidad. La neuroplasticidad ocurre bajo tres condiciones principalmente: durante el desarrollo normal del cerebro, durante el aprendizaje en toda la vida, y como mecanismo adaptativo frente a daño cerebral”.

Desde la neurobiología explicó que el proceso de aprendizaje consiste en varios elementos. En primer lugar, como input están los estímulos que pueden ser: información, experiencias, o aprendizajes previos. Hay también filtros perceptivos que son muy relevantes: la emoción, la motivación, la atención, y las experiencias y aprendizajes previos. Finalmente, en cuanto a los outputs, es cuando se produce el aprendizaje: capacidad de percibir los estímulos; capacidad de integrar y procesar la información; y la capacidad de almacenar información en base a la cantidad y calidad de las conexiones neuronales que se establezcan.

Considerando cómo aprende el cerebro, Díaz Véliz destacó la importancia del aprender de otros y con los pares, asociado a que el cerebro aprende mejor cuando tiene la oportunidad de hacer.

El aprendizaje activo constituye una estrategia didáctica que apunta a desarrollar habilidades del pensamiento”, señaló Díaz Véliz y agregó que esta estrategia permite el desarrollo de varias actividades: tomar decisiones de forma responsable, buscar alternativas de solución desde distintas perspectivas, resolver problemas en forma consensuada, trabajar en equipo y comunicar de manera eficaz.

    Déjanos un comentario

←Volver