Escobar: “El sistema ortográfico incide en los procesos cognitivos asociados a la lectura”


Foto Primera Jornada de Educación e Inclusión

Si dejamos de lado por un rato de nuestro sistema ortográfico, ¿alguna vez has pensado que existen 16 combinaciones de letras para escribir la palabra “cabecilla” y que fonéticamente suene bien? Eso es porque el sistema ortográfico del español es de los más transparentes del mundo.

Mayo 24, 2019

Si dejamos de lado por un rato de nuestro sistema ortográfico, ¿alguna vez has pensado que existen 16 combinaciones de letras para escribir la palabra “cabecilla” y que fonéticamente suene bien? Eso es porque el sistema ortográfico del español es de los más transparentes del mundo.

“La profundidad del sistema ortográfico está determinado por la relación entre grafema y fonema. Y es esa relación entre el grafema y el fonema, la que determina, qué tan opaco va a ser un sistema ortográfico, o qué tan transparente es otro. Por ejemplo, en español o finlandés, casi todo suena como se escribe y se escribe como suena”, así comenzó Pablo Escobar, Doctor en Psicología e investigador en CEDETi UC su exposición de la primera Jornada de Educación e Inclusión: Trayectorias del desarrollo lector en español: No todas las dificultades lectoras son dislexia

Escobar, explicó que “lo que sucede en sistemas ortográficos opacos como el inglés, es que uno no puede, en muchas de las veces, usar la decodificación grafema-fonema como la posibilidad única de lectura, no te puedes fiar de ello. A diferencia de los sistemas transparentes, donde casi completamente es predecible esta correlación, y salvo excepciones muy acotadas, simplemente con la decodificación directa, uno puede leer correctamente una palabra”.

En este sentid, explicó que el finlandés tiene un sistema completamente transparente, sólo cambia el acento. “En parte esto puede ser algo que explique el éxito que tiene el sistema escolar finlandés, respecto al desempeño lector, que tantos años tuvo en pruebas internacionales”, agregó.

Sistema ortográfico y procesos cognitivos

Escobar también explicó que “el hecho de establecer este continuo de la opacidad a la transparencia, tiene una implicación práctica muy concreta: el sistema ortográfico va a determinar la velocidad a la cual nosotros aprendemos a leer, y además, los procesos cognitivos envueltos en la lectura”.

En el caso de niños de sistemas transparentes como el español y el finlandés, desde la primera medida de primero básico, ya tienen un porcentaje bien significativo de precisión en la lectura. A diferencia de estos, los niños que aprenden su idioma con un sistema ortográfico opaco, por ejemplo, los niños escoceses que aprenden a leer en inglés, tienen cero precisión. Y conforme va a avanzando en el tiempo, el sistema ortográfico también determina la velocidad en la adquisición de la lectura. Siendo los niños de sistemas ortográficos transparentes, los que muy tempranamente adquieren casi el 100% de precisión.

“El sistema ortográfico influye tanto en la velocidad como en la facilidad en la adquisición de estas habilidades de decodificación”, agregó.

En esta línea, señaló que “el sistema ortográfico también va a incidir en los procesos cognitivos asociados a la lectura”.

“Lo que va ocurrir en el caso de sistemas ortográficos transparentes, es que la conciencia fonológica va a tener un papel más limitado, especialmente conciencia fonológica a partir de estas habilidades de decodificación. (…) Lo que más se va a potenciar entonces es el conocimiento ortográfico para la lectura de las palabras, y esta lectura visual, la van a adquirir más temprano”, explicó.

Una tercera consecuencia en la que Escobar enfatizó es que, “dado que la precisión lectora alcanza un techo muy temprano, yo como profesor ya no puedo identificar a los niños con dificultades, y, por lo tanto, vamos a requerir de otros indicadores, especialmente la velocidad en la lectura, la cual va a ser la principal fuente de variabilidad respecto al desarrollo lector en ortografías transparentes”.

Por su parte, en el caso de los niños con dificultades lectoras que están aprendiendo a leer en inglés, señaló que “van a tener dificultades con la fluidez o velocidad de lectura, pero también van a tener dificultades con la precisión, porque no siempre todo suena como se escribe”.

Si quieres saber más sobre la próxima Jornada de Educación e Inclusión, puedes revisarlas todas AQUí

    Déjanos un comentario

←Volver