¿Es verdad que…? Mitos y verdades de WISC-V


Imagen ¿Es verdad que…? MITOS Y VERDADES de WISC-V

En esta serie de publicaciones presentaremos distintos mitos de WISC-V que hemos recogido en nuestra experiencia docente. Esperamos que en estas publicaciones se aclaren ciertos mitos sobre el uso de WISC-V.

Julio 8, 2020

En esta nueva sección de CEDETi UC, “¿Es verdad que…? Mitos y verdades de WISC-V”, resolveremos dudas y aclararemos mitos acerca de diferentes pruebas de evaluación cognitiva. Mucho se ha hablado y dicho de WISC-V y, probablemente, aún quede mucho por decir, por lo que este test de inteligencia ha sido el elegido para inaugurar esta sección.

En esta serie de publicaciones presentaremos distintos mitos de WISC-V que hemos recogido en nuestra experiencia docente. Esperamos que en estas publicaciones se aclaren ciertos mitos sobre el uso de WISC-V.
¿Te gustaría aportar con otros mitos o dudas acerca de WISC-V u otras pruebas cognitivas? Envíalas a wisc-v@cedeti.cl

Mito 1:
El descriptor cualitativo de WISC-V es equivalente a un diagnóstico. 
¡No! Para elaborar un diagnóstico se deben consultar los manuales diagnósticos como CIE-10 o DSM-V. En estos manuales aparecen los criterios necesarios para realizar distintos diagnósticos, entre los cuales puede aparecer el rendimiento en una prueba de inteligencia. En este sentido, el resultado en una prueba de inteligencia es un criterio necesario pero no suficiente para realizar un diagnóstico.

Mito 2:

WISC-V se puede aplicar de manera telepresencial

¡No! WISC-V es una prueba estandarizada, lo que quiere decir que esta prueba se aplica y corrige de la misma forma al modo en que se obtuvieron los puntajes normativos. Esta prueba se estandarizó únicamente de forma presencial. Cualquier procedimiento que altere una aplicación estandarizada, como el realizarlo de manera telepresencial, impacta negativamente sobre la interpretación de los resultados. Lo anterior debido a que no sabemos si un bajo puntaje o un alto puntaje se debe a los ajustes que fue necesario realizar o las habilidades del evaluado. En ese sentido, no sabemos cómo impacta que el evaluado vea los estímulos desde una pantalla, con colores o tamaños ajustados, y es prácticamente imposible controlar la disposición de materiales, como la disposición de los cubos o el control sobre los Cuadernillos de Respuesta y los Cuadernos de Estímulos. 

Conscientes de lo anterior, tanto Pearson como el Ministerio de Educación de Chile han elaborado instructivos respecto a la evaluación con WISC-V en estos tiempos de pandemia. En ambos instructivos se indica que no es posible realizar una evaluación con WISC-V de manera telepresencial.

Mito 3:

WISC-V es la única herramienta necesaria para evaluar Discapacidad Intelectual

¡No! El manual diagnóstico DSM-V, el CIE-11 y la Asociación Americana de Discapacidad Intelectual (AAIDD, por sus siglas en inglés) consideran necesario que se cumplan los tres siguientes criterios para el diagnóstico de Discapacidad Intelectual: 1) limitaciones significativas en el funcionamiento intelectual; 2) limitaciones significativas en las habilidades adaptativas, y 3) las limitaciones se inician dentro de la etapa del desarrollo, las cuales afectan muchas de las habilidades necesarias para desenvolverse de forma exitosa dentro de contextos prácticos y sociales. Considerando lo anterior, WISC-V solo permite obtener información para el primer criterio, pero no para los dos restantes. En consecuencia, WISC-V es una herramienta necesaria, pero no suficiente para realizar este diagnóstico.

Mito 4:

El percentil del CI Total obtenido en la aplicación del WISC-V determina el grado de discapacidad intelectual

¡NO! De acuerdo a los manuales diagnósticos DSM-V y CIE-11 y la Asociación Americana de Discapacidad Intelectual, se requiere de una evaluación comprensiva para poder determinar el grado de discapacidad intelectual. En este sentido, se indica que un resultado inferior a 70 (o 75, considerando el error de medición) es uno de los criterios necesarios para realizar el diagnóstico. El grado del mismo, sin embargo, se determina en función de los resultados en escalas de conductas adaptativas, puesto que estas pruebas pueden pesquisar niveles de rendimiento muy bajos que no pueden ser evaluados por pruebas cognitivas tradicionales. 

Mito 5:

Es necesario sumar el puntaje de los ítems, antes del punto de inicio, para obtener los puntajes totales brutos de cada subprueba.

¡SÍ! En cada subprueba de WISC-V, los ítems están ordenados según el nivel de dificultad. Esto permite establecer puntos de inicio, según la edad del evaluado/a, en diferentes ítems con el objetivo de reducir la fatiga y acortar el tiempo de aplicación de la prueba. A mayor punto de inicio, mayor es el desarrollo cognitivo del evaluado/a, por lo que mayor dificultad tiene el ítem. En caso de tener puntaje perfecto en los dos primeros ítems desde el punto de inicio, se otorga el puntaje perfecto a todos los ítems anteriores, ya que se da por supuesto que el evaluado/a habría tenido esos ítems correctos. No contar el puntaje anterior al punto de inicio es una falta grave de corrección que influye fuertemente en la interpretación de los resultados.

Mito 6:

WISC-V ¿evalúa memoria?

¡NO! WISC-V está diseñado para medir el funcionamiento cognitivo general a través del CIT y de ciertos dominios cognitivos representados por los índices. Entre estos índices, no se incluye ninguno que mida específicamente memoria. Hay personas que consideran que WISC-V evalúa memoria mediante el índice de memoria de trabajo. Sin embargo, en el índice de memoria de trabajo se evalúa la manipulación mental de información y no la codificación, almacenamiento y recobro. Estas últimas son las tareas que caracterizan a las pruebas que evalúan memoria. 

Si bien hay varias subpruebas de WISC-V en las que se requiere que el evaluado recupere información previamente almacenada, este proceso no es algo que esté siendo evaluado directamente. Si tienes la sospecha de que los procesos de memoria podría estar afectando el rendimiento de la persona que estás evaluando, te sugerimos que evalúes directamente dicho proceso. 

Mito 7:

¿Afecta la evaluación con WISC-V el usar mascarilla, escudo facial y guantes?

Sí, al momento de la evaluación existen muchas variables que pueden influir. En primer lugar, el contexto de pandemia puede ser un estresor que afecta los resultados de la batería. Es importante recordar que las variables emocionales afectan el desempeño en pruebas de inteligencia.

En la misma línea, variables como la mascarilla, escudo facial y guantes puede afectar la generación del rapport. Elementos como la mascarilla, por ejemplo, puede afectar el reconocimiento de emociones del examinador por parte del evaluado, lo que puede afectar la relación entre ambos. Pese a lo anterior, es importante usar estas medidas de seguridad durante la pandemia.

Considerando lo anterior, es importante realizar las siguientes preguntas: ¿Es indispensable realizar la evaluación cognitiva en este momento? ¿Cómo se encuentra el evaluado emocionalmente para ser evaluado?

Mito 8:

¿WISC-V permite diagnosticar? 

¡No! Un test es sólo un instrumento que nos permite acceder de manera apropiada a una muestra de conducta. Un diagnóstico sólo es posible a través de un amplio proceso de evaluación psicológica, entendido como un complejo proceso científico y profesional que permite recoger, valorar e integrar distintas fuentes de información sobre una persona (Fernández-Ballesteros et al., 2003). Realizar un diagnóstico requiere de la integración de información recogida a través de entrevista, observación, aplicación de distintos test, etc.

Además, para elaborar un diagnóstico se deben consultar los manuales como CIE-11 o DSM-5. En estos manuales aparecen los criterios necesarios para realizar distintos diagnósticos, entre los cuales puede aparecer el rendimiento en una prueba de inteligencia

Recuerda que WISC-V es un instrumento que cuenta con propiedades psicométricas que garantizan su uso en Chile, pero no basta por sí mismo para realizar un diagnóstico.

←Volver