Educación emocional en cuarentena en 400 palabras: Miedo


Imagen con fondo morado. Arriba está escrito en texto blanco "Educación emocional en cuarentena en 400 palabras". En el centro de la imagen hay un personaje imaginario blanco con manchas verdes y orejas largas, con cara de asustado. Debajo aparece la palabra "miedo". A la derecha dos fotos con los nombres de Bárbara Schmidt - Licenciada en psicopedagogía y profesora de Educación Física, y Jimena Saravia, Licenciada en Psicología. Bajo las fotos, logos de CEDETi UC Opinión y creSER

Educación emocional en cuarentena en 400 palabras (10)

Junio 22, 2020

El miedo es una de las emociones básicas y posee la función, tan importante, de protegernos ante los peligros. Nos ayuda a huir cuando es necesario, a ser cautelosos, y a no sobre-exponernos ante posibles peligros. El problema surge cuando su intensidad es demasiada; ya que nos paraliza y no nos permite ponernos en acción, por lo que se vuelve “disfuncional”.

Cuando podemos poner en palabras lo que nos asusta, entender por qué nos sentimos así y aceptarlo, se alivia la intensidad de la emoción y volvemos a sentirnos “en control”. También nos da la oportunidad de diferenciar si lo que nos genera temor es real o imaginario pudiendo de esta manera darle la dimensión adecuada.

Estamos en una época cargada de incertidumbre, viviendo una realidad absolutamente atípica, que nos coloca en situaciones de mayor vulnerabilidad.

Indefectiblemente los miedos comienzan a circular entre nosotros, adoptando múltiples formas según la circunstancia que nos toca vivir. No es lo mismo para una persona mayor que siente que el riesgo de contraer la enfermedad podría llevarla a la muerte, que el temor de un adolescente o inclusive un niño menor frente a la misma situación.

Sin embargo, es importante poder, como adultos responsables, agudizar nuestra escucha ya que la herramienta por excelencia frente al miedo es la de ofrecer un espacio de diálogo en donde cada uno pueda expresar lo que está sintiendo.

Para los más pequeños esto puede resultar más difícil, ya que no cuentan con el vocabulario adecuado ni la capacidad de simbolización para poder expresarse oralmente. Tal vez una forma en la que manifiestan su malestar o temor es mostrándose más irritables e inclusive a veces aparece alguna dificultad para conciliar el sueño o separarse de nosotros.

El jugar en estas situaciones cumple un rol importante ya que por medio del juego representan y actúan lo que los angustia y temen, y así lo pueden elaborar.

Diferentes técnicas de respiración también pueden resultar herramientas valiosas que les ayuden a controlar la intensidad de sus temores, ofreciendo cierta sensación de control. Los coloca en un lugar de protagonistas, capaces de decidir acerca de determinadas cosas. Es una forma de enfrentar la incertidumbre y salir fortalecidos.

Aquellos niños que puedan reconocer sus temores, expresarlos y luego controlarlos tendrán mejores herramientas para enfrentar el tan esperado “día después”, aquel día en el que retomemos nuestras rutinas, volvamos a estar en contacto con los otros y transitemos, en definitiva, la maravillosa libertad hoy tan añorada por todos.

Ideas:

1) Librito atrapa miedos: Armar, junto con el niño, un librito en el que pueda dibujar y/o escribir qué es lo que lo asusta.

2) Caja Monstruosa: usando una caja, decorarla como si fuera un monstruo y que el niño escriba o dibuje en diferentes papeles lo que lo asusta. Luego podrá introducir los mismos para que el monstruo “se coma sus miedos”.

Historias de miedo: (ver imagen)

Descripción de la imagen: Sobre un fondo blanco está el texto:

¡Imaginemos historias que asustan! Tira el dado 3 veces para ver qué personaje, situación y lugar te tocan, y ¡empieza a crear!

A la derecha de la imagen aparece un personaje blanco con manchas verdes y orejas largas, con cara de asustado.

Bajo el texto, hay una tabla con las instrucciones del juego:

Dado marca 1 – Personaje que aparece: Araña – Situación: En una noche de tormenta – Lugar: en una casa abandonada

Dado marca 2 – Personaje que aparece: Zombi – Situación: Se corta la luz – Lugar: Debajo de un árbol

Dado marca 3 – Personaje que aparece: Fantasma – Situación: Estás sola o solo – Lugar: en un bosque

Dado marca 4 – Personaje que aparece: Víbora – Situación: Te pierdes – Lugar: en un castillo

Dado marca 5 – Personaje que aparece: Monstruo – Situación: Están todos durmiendo – Lugar: en el sótano

Dado marca 6 – Personaje que aparece: Murciélago – Situación: Se escucha un ruido raro – Lugar: Al lado de un lago

Equipo CreSER


¿Quieres leer las columnas anteriores?

Educación emocional en cuarentena en 400 palabras (9): La Frustración

Educación emocional en cuarentena en 400 palabras (8): Empatía en tiempos de cuarentena

Educación emocional en cuarentena en 400 palabras (7): Familia y coronavirus, ¿cómo nos manejamos con nuestros hijos?

Educación emocional en cuarentena en 400 palabras (6): Emociones en cuarentena

Educación en cuarentena en 400 palabras (5):  La importancia de la emocionalidad positiva en el aprendizaje

Educación en cuarentena en 400 palabras (4): Aprendizajes significativos

Educación en cuarentena en 400 palabras (3): Tareas Escolares

Educación en cuarentena en 400 palabras (2): 5 prácticas virtuosas en esta vuelta a las teleclases

Educación en cuarentena en 400 palabras (1): Menos Pitágoras y más sentido común, por favor

←Volver