CEDETi UC: “La tecnología es fundamental para las personas en situación de discapacidad porque permite derribar muchas barreras”


Foto representantes de CEDETi en La innovación construye inclusión

CEDETi UC participó con dos exposiciones en el II Congreso Internacional: La innovación construye inclusión, organizado en la Pontificia Universidad Católica de Chile (UC).

Octubre 25, 2017

El Centro de Desarrollo de Tecnologías de Inclusión (CEDETi UC) participó con dos exposiciones en el II Congreso Internacional: La innovación construye inclusión, organizado en la Pontificia Universidad Católica de Chile (UC). CEDETi UC mostró el trabajo que se realiza en el Centro y la forma en la que se desarrollan nuestros recursos tecnológicos.

Ricardo Rosas, director de CEDETi UC, explicó que el punto de partida del Centro fue en el año 1994. “Estábamos haciendo un proyecto en un jardín infantil de ciegos de la época, La Luciérnaga. Un día me llamó mucho la atención cómo estaban enseñando el cajetín. El cajetín es el problema duro de la enseñanza de la lecto escritura para los ciegos, ya que la leco escritura se escribe de derecha a izquierda sin retroalimentanción inmediata, y luego le dan vuelta a la página y lo leen de izquierda a derecha”, apuntó.

Al respecto, añadió que “como psicólogo cognitivo, me di cuenta de inmediato de que eso es una carga en la memoria de trabajo impresionante. Para aprender eso, el niño tiene que tener desarrollada una memoria de trabajo muy grande, lo que hace que en realidad, muy poco niños puedan hacerlo a la edad que lo hacen los niños de desarrollo típico, salvo que tengan un muy buen entrenamiento en el cajetín en el preescolar. Es una demanda cognitiva feroz. Es muy demandante”.

Fue en este contexto cuando surgió el primer software desarrollado por CEDETi UC. “Se nos ocurrió un programa que se llama Cantaletras, que es un programa que permite justamente facilitar el aprendizaje por medio de juegos, del cajetín y de la inversión del cajetín. Esa inversión es lo complicado”.

A día de hoy, en CEDETi UC “tenemos muchos proyectos que están enfocados al desarrollo justamente de tecnologías que promueven la inclusión, y es porque pensamos que si bien la tecnología es importante para todas las personas, es fundamental para las personas con alguna discapacidad porque permite derribar muchas barreras, interactuar libremente, de manera universal” agregó Victoria Espinoza, coordinadora de proyectos de CEDETi UC.

Además, explicó que durante todo este tiempo desarrollando recursos tecnológicos, “hemos tratado de evolucionar hacia modelos cada vez más participativos donde hemos incluido en los equipos a profesores sordos, especialistas en discapacidad visual, o también niños ciegos y niños sordos, lo que es una experiencia de aprendizaje para nosotros”.

Durante el seminario también se destacó que existen importantes desafíos de cara al desarrollo de tecnologías para la inclusión. En CEDETi UC “el mayor problema al que nos enfrenamos nosotros a la hora de crear softwares educativos es el hacerlo bajo una norma general que funcione para todos por igual. Yo desafío a alguien que haga un software que sea igualmente útil para ciegos y para sordos. Yo creo que cuando uno trabaja en la diversidad hay que atender a la diversidad y eso, creo que es muy importante tenerlo presente”, aseguró Rosas.

En esta línea, señaló que “el desafío es mantener la posibilidad de que la población típica y la población específica tengan acceso pleno, pero el software siempre va a tener un desarrollo muy específico dependiendo del tipo de necesidad”.

LEY DE INCLUSIÓN

Durante su exposición, Ricardo Rosas también hizo referencia a la nueva Ley de Inclusión en Educación. “En Chile, nosotros somos esencialmente rígidos en las normas. Nos gustan que las cosas sean siempre de una manera. Y a pesar de que van cambiando las modas, siguen siendo modas de una manera. Por ejemplo con el concepto de inclusión: la nueva ley de inclusión apunta que todos los niños tienen que estar en aulas regulares”.

“Esa idea suena súper atractiva, en principio, pero si esa idea no permite excepciones como todos los países desarrollados tienen, esto genera un problema grave con comunidades de personas en situación de discapacidad”, agregó.

Como ejemplo, Rosas destacó la comunidad de niños sordos. “No es una buena idea integrar a los niños sordos en el aula regular. Fundamentalmente porque la comunidad de sordos no se considera a sí mismo como una comunidad con discapacidad, si no que se considera a sí misma como una cultura diferente. Y ser integrados en una escuela que domina otro idioma, los hace sentirse muy raros. Y difícilmente, alguien que no domina una lengua, se va a incluir”, señaló.

Respecto a la inclusión en la universidad, también agregó que es necesario cambiar la concepción de que la universidad es “para inteligentes” por una universidad donde se puedan “generar cosas nuevas”. La universidad, apuntó, “es una gran olla, donde se tiran diferentes ingredientes y surgen sabores deliciosos, pero sólo surgen, potencialmente si se le echan más ingredientes. Si se le echan siempre los mismos ingredientes van a seguir siendo siempre los mismos sabores”.

PROYECTO LEO LENTO

Además, nuestro compañero James Staig presentó Leo Lento, un proyecto que trabaja la producción literaria nacional actual en formato de audio libro. “Me interesa mucho que el audio libro pase a ser parte normal del proceso de producción editorial hoy en día en Chile sobre todo, porque en español hay poco, y lo poco que hay en general lo acaban haciendo corporaciones que trabajan con personas con discapacidad visual, con voluntarios, con pocos recursos y con muchas limitaciones”, apuntó Staig.

“A mí, lo que me interesa un poco es que esto sea abordado no sólo desde estas corporaciones si no que también desde las editoriales como una responsabilidad de que la cultura sea realmente accesible. Las tecnologías hoy en día nos permiten hacer eso fácilmente, nos permiten hacer plataformas especiales para producir esto, y nos permiten también, si es necesario, permitir el acceso libre a las personas con discapacidad visual, al mismo tiempo que las editoriales pueden hacer su trabajo editorial y obtener beneficio de las personas que también quieren escuchar audio libros sin tener una discapacidad visual”, apuntó.

Almudena Rascón Alcaina

Encargada de Comunicaciones de CEDETi UC

arascon@uc.cl

 

 

 

    Déjanos un comentario

←Volver