Belén Egido: Para atender la diversidad en la educación “hay que hacer un traje a medida a los niños”


Foto Belén Egido en “Atención a la Diversidad: el modelo de atención inclusiva en la Región de Murcia

Para ofrecer una buena atención a la diversidad, “hay que hacer un traje a medida a los niños, y ese es nuestro trabajo. Nuestra parte como orientadores es decir cuánto hay que cortar, qué tela hay que elegir, quién hace cada parte: quién corta las mangas, quién cose, quién hace el patrón", aseguró Belén Egido, directora del Equipo de Orientación Educativa y Psicopedagógica (EOEP) de Águilas.

Mayo 14, 2018

Para ofrecer una buena atención a la diversidad, “hay que hacer un traje a medida a los niños, y ese es nuestro trabajo. Nuestra parte como orientadores es decir cuánto hay que cortar, qué tela hay que elegir, quién hace cada parte: quién corta las mangas, quién cose, quién hace el patrón. Y realmente ese es el trabajo, hacer un traje a medida”, aseguró Belén Egido, directora del Equipo de Orientación Educativa y Psicopedagógica (EOEP) de Águilas.

Egido explicó el modelo de atención a la diversidad en la Región de Murcia (España) en el Seminario ‘Atención a la Diversidad: El modelo de Atención Inclusiva en Murcia’ organizado por el Centro de Justicia Educacional y el Centro de Desarrollo de Tecnologías de Inclusión (CEDETi UC).

En la Región de Murcia “en la práctica utilizamos (el concepto) de atención a la diversidad”, a cargo de los Equipos de Orientación Educativa y Psicopedagógica. En este sentido, explicó que las personas que requieren atención educativa diferente a la ordinaria son los que presentan Necesidades específicas de Apoyo Educativo.

Entre ellas, se encuentran los niños con Necesidades Educativas Especiales (discapacidad o trastorno grave de conducta), los niños con dificultades específicas de aprendizaje; los niños con TDAH (con diagnóstico de Salud Mental); y los niños con altas capacidades intelectuales. Además, también se incorpora a los niños que se han incorporado de forma tardía al sistema educativo, y a los niños con condiciones especiales personales o de historia escolar.

El modelo también incorpora la compensación de las desigualdades en educación por distintos motivos: medio social desfavorecido, hospitalización, convalecencia en domicilio, menores sometidos a medidas judiciales de reforma y de promoción juvenil, alumnado sometido a medidas de protección y tutela, escolarización irregular, absentismo y riesgo de abandono escolar, y escuela rural y población itinerante.

La Región de Murcia tiene distintos modelos de escolarización, entre los que destacan: los Centros Ordinarios escolares con apoyos específicos, los centros con aula abierta (espacio que se adapta a cada necesidad), el proyecto ABC (para alumnado sordo), los Centros de Educación Especial (con o sin residencia), y una modalidad combinada entre el centro ordinario y el Centro de Educación Especial. Asimismo, existen centros de Formación Profesional con modalidad especial adaptados a cada nivel.

Egido explicó que las medidas de atención a la diversidad varían en actuaciones generales, medidas de apoyo ordinario y de apoyo específico.

Las actuaciones generales son estrategias para ofrecer una educación común garantizando el proceso de escolarización en igualdad de oportunidades, como, por ejemplo, la distribución equilibrada del alumnado con necesidades específicas de apoyo educativo, programas de prevención del absentismo o programas para adecuar las condiciones físicas y tecnológicas de los centros educativos.

En segundo lugar, las medidas de apoyo ordinario son estrategias organizativas y metodológicas que facilitan la adecuación de los elementos prescriptivos del currículo al contexto sociocultural de los centros educativos y a las características del alumnado. Como referencia, algunas medidas son: ofrecer refuerzo o apoyo individual en grupos ordinarios con objeto de mejorar el rendimiento académico del alumnado; agrupamientos flexibles y los desdoblamientos de grupo que permitan el refuerzo colectivo a un grupo de alumnos; u ofrecer materias optativas atendiendo a las necesidades de aprendizaje del alumnado.

En último lugar, las medidas de apoyo específico son programas, organizativos y curriculares, de tratamiento personalizado para que el alumnado con necesidad específica de apoyo educativo y que no haya obtenido respuesta educativa a través de las medidas de apoyo ordinario, pueda alcanzar el máximo desarrollo de las competencias básicas y los objetivos de la etapa. Algunas medidas son: la realización de adaptaciones, la adopción de estrategias metodológicas específicas, o la realización de programas específicos para el aprendizaje del español como lengua extranjera.

Además, desde 2015, se han integrado en el modelo los Planes de Trabajo Individualizado (PTI), instrumento de planificación que sirve como guía para el desarrollo de la persona. Estos PTI van dirigidos a todos los alumnos que precisen una atención educativa diferente a la ordinaria por presentar necesidades específicas de apoyo educativo, y se elabora por el profesor de sala, previo informe y asesoramiento de un orientador.

¿Y en Chile?

Foto Debate

La decana de la Facultad de Educación de la Universidad Alberto Hurtado, Carolina Flores, señaló en el debate que el caso de Chile destaca que la política educativa en Chile ante la diversidad se ha enfocado, en general, desde una perspectiva de tipo compensatorio de desventajas. El desafío que nos enfrenta esta lógica choca con la gestión de la diversidad, ya que es difícil de implementar.

“Existe una cultura escolar que tiende hacia la normalización y a la tiranía de los promedios. Nosotros vamos, en general, a educar a niños promedios, y por temas de formación,  de falta de capacitación, de condiciones, es muy difícil volver a incorporar a la diferencia”, apuntó Flores.

Por su parte, el director de la Escuela de Educación Especial de la Universidad Católica del Maule, Manuel Monzalve destacó que otro de los desafíos que se plantea en Chile es que el tema de la inclusión en Chile está únicamente focalizado en los profesores de educación especial.

“Si miramos los curriculums de formación de profesores de educación básica, de inglés, de educación física, de lengua castellana, no tienen ningún módulo, actividad curricular, asignatura que incluya este aspecto o que los prepare a ellos para poder abordar las problemáticas que tienen los estudiantes con algún tipo de necesidad”, señaló.

Por ello, señaló que en Chile se necesita centrar el esfuerzo de mejorar la formación inicial, especialmente los profesores de educación básica, media y de asignatura, porque ellos pasan el mayor tiempo con los estudiantes para estar preparados para atender a través de acciones, estrategias e intervenciones la diversidad en las aulas.

Finalmente, el director de CEDETi UC, Ricardo Rosas, también enfatizó en que el modelo de Murcia pone en el centro de las políticas públicas al niño. “Si nosotros logramos eso, todo cambia, porque aquí hay que pasar primero por todos los check (el psicólogo, el médico…) y después el niño”, agregó.

Si desea la presentación de la ponencia de Belén Egido, por favor escribir a: cedeti@cedeti.cl

    Déjanos un comentario

←Volver