Lucas para Lucas

Este proyecto fue creado con el fin de implementar un espacio que permitiera el desarrollo cognitivo de niños con trastorno motor severo, a partir del aprendizaje de la lectura y la escritura y el de otras materias elementales como las matemáticas básicas.

El caso de Lucas fue el primero en el que CEDETi se propuso el reto de formar un equipo de profesionales en tecnologías de apoyo y evaluación neuropsicológica, y sirvió de referente de actuación para casos análogos posteriores.

Lucas Pérez recibió a los dos meses de edad la vacuna DPT-Polio-HiB que le produjo parálisis general a causa de un error en el lote utilizado. En 2009, la familia contacta con nosotros solicitando evaluación de habilidades cognitivas del niño y de usabilidad del equipo de alta tecnología MyTobii, sistema avanzado de lector ocular que a la postre permitió a Lucas comunicarse.

El objetivo era conseguir que Lucas fuera capaz de leer para 2012, tomando como base los conceptos que ya tenía aprendidos fruto del trabajo con su profesora Cecilia.

A partir de ahí, y tras comprobar que el desarrollo cognitivo de Lucas era el habitual para un niño de su edad, CEDETi interviene a través de un equipo de profesionales formado por ingenieros, diseñadores, docentes, psicólogos, fonoaudiólogos y kinesiólogos, entre otros; que trabajaron en el desarrollo y programación de los recursos necesarios que el Tobii debía implementar, según las necesidades comunicativas y el grado de progreso educativo de Lucas en aquel momento.

Reto profesional

Este proyecto fue un doble desafío, ya que no sólo se buscaba que Lucas aprendiera a leer y escribir, sino que simultáneamente tenía que adaptarse a la tecnología del equipo MyTobii. Este punto supuso un ejercicio de estimulación y rehabilitación neuropsicológica que debía combinarse con guías educativas, conforme a las pautas de progreso que establece el Ministerio de Educación.

Para CEDETi Lucas representó un desafío profesional y también un compromiso con el desarrollo de tecnologías que permitieran avanzar en el campo de la inclusión social de niños con trastorno motor severo.

El proyecto finalizó con un Lucas lector y un equipo capacitado para trabajar en la inclusión socio-educativa de personas con trastornos motores severos, a partir de la intervención con tecnología. De igual forma, la familia del niño quedó capacitada en el uso del equipo MyTobii que hoy en día sigue permitiendo a Lucas aprender y comunicarse.

Financiación

Para sufragar la intervención profesional del equipo de tecnologías de apoyo, así como el costo de la tecnología MyTobii, CEDETi puso en marcha una campaña de recaudación de fondos llamada Lucas para Lucas. El Servicio Nacional de la Discapacidad (Senadis) realizó también un importante apoyo que contribuyó a costear la tecnología.