Basal línea 2: Libros accesibles multimodales

Este proyecto tiene por objeto la actualización de parte de los softwares educativos del Centro, como son El Toque Mágico, Cantaletras y Sueñaletras, cuyas nuevas versiones presentan interfaz renovada, y en el caso de los primeros acceso online. Además, los tres software presentan compatibilidad con plataformas tablets y teléfonos celulares.

La actualización de estas tecnologías ha servido para incrementar su impacto en la comunidad escolar, transfiriéndose las versiones actualizadas a colegios de educación especial en los que se utilizan como recursos de aprendizaje fundamentalmente en niños con discapacidad auditiva o visual.

Libros inclusivos multimodales

El financiamiento que obtenemos de este proyecto se enmarca dentro de un fondo de la vicerrectoría de investigación (VRI) y está sirviendo también para desarrollar libros con distintos recursos tecnológicos que favorecen la inclusión en el proceso lector.

En otras palabras, se utilizan recursos como música, audio, video o subtítulos, de manera que las personas sordas o hipoacúsicas puedan acceder en igualdad de condiciones a títulos como El Principito, en el que actualmente trabajamos, implementando los citados recursos.

Además, adaptamos también estos recursos a un libro en lengua mapuche, que contemplará traducción al español y otros recursos de audio y video.

Lo interesante es que se trata de trabajos que desarrollamos en estrecha colaboración con la comunidad de sordos, así como con la comunidad mapuche, de manera que atendemos a las indicaciones y necesidades particulares, aportando nuestro conocimiento, pero adaptando los recursos a la idiosincrasia e identidad de estos colectivos.

Textos de ciencias

Existe una tercera línea de trabajo en la que de igual forma se incorporan recursos multimodales, en este caso a libros de ciencias para niños de 3°, 4° y 5° Básico. Lo que se pretende es favorecer la comprensión lectora de estos textos de mayor complejidad, acaso en los que más problemas encuentran los niños para entender.

La investigación hasta la fecha ha probado cómo la utilización de estas animaciones, imágenes y gráficos incide de forma positiva en los niños de baja compresión lectora de los colectivos más vulnerables. Esta conclusión es fruto de un estudio realizado en tres colegios de distinto nivel socioeconómico; bajo, medio y alto.

En la actualidad se trabaja con una muestra más amplia, a la espera de obtener datos cuantitativos que refrenden la conclusión inicial.